Mujeres, abogadas, arbitraje… ¿timidez?

Puede ser una cuestión de timidez, no, probablemente no, o de “sobreocupación”, quizá de “bastante tengo yo ya con lo mío”, pero, sin embargo, en nuestro país apenas se oye a las abogadas que se dedican al arbitraje, pocas son aquéllas que gestionan un blog o que parecen estar preocupadas por la situación del arbitraje y la mujer en nuestro país.

El verano pasado, una iniciativa impulsada por Juan Fernández-Armesto reunió en su despacho a un nutrido grupo de profesionales del arbitraje para unirse al Equal Representation in Arbitration Pledge, pacto que busca tomar acción ante la poca representación de mujeres en tribunales de arbitraje internacional. Fue un acto de reconocimiento y búsqueda de unión en el sector arbitral español, pero en España se necesita algo más.

Construir relaciones

Es necesario que se hable de arbitraje, de mujeres árbitro, de números, de arbitrajes en los que una mujer forma parte del tribunal… y no con un motivo “comercial”, no, el objetivo debe ser construir un mapa relacional que agrupe a todos aquellos que pueden ser públicos y se extienda a aquellos que poco a poco lo serán.

Apoyo. Apoyo y empuje en iniciativas que reúnan a mujeres abogadas, que conviertan en grupo de presión a un significativo número de profesionales implicadas en el arbitraje. Si el arbitraje en España está creciendo, hagamos que las mujeres crezcan con él, y qué mejor que ellas mismas para darle ese espaldarazo.

¿Y quién no quiere brillar en aquello que le gusta? Pues abajo la timidez y vamos a hablar de lo que hacemos bien, vamos a hablar de aquello que nos levanta cada día con ganas de trabajar.

Si la respuesta es que no hay motivación, bien, entonces no hay nada que hacer.

Pero si se quiere reivindicar el papel de las abogadas árbitros, crecer a la par y no quedarse a un paso, entonces: relaciones, relaciones y relaciones para:

  • que se sepa que hay mujeres árbitro,
  • convertir en viral un sentimiento del sector,
  • estar en aquel lugar donde se debe estar

y, sobre todo, para evitar que otros construyan el discurso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s