¿Cómo consigue un abogado tener más “reach” que un tomate kumato?

¿Sabes que tus informaciones tienen menos facilidad de llegar a sus públicos que una noticia sobre tomates kumato? ¿O que la página de Facebook de un club de futbito tiene más tirón a la hora de recibir “me gustas”? Pues sí y a esto le llamamos: alcance orgánico (en inglés “reach”).

Y ¿qué es eso del alcance orgánico? Algunos lo tienen más fácil que otros para crear conversación, sus productos son más atractivos y su discurso no requiere de demasiadas florituras para obrar el milagro de miles de “me gustas” o menciones. Sin embargo, según un estudio de AgoraPulse sólo el 6% de las compañías que usan Facebook vieron incrementado este tipo de tráfico en el último año y son compañías pertenecientes a sectores como deportes amateur, agricultura, diseño de moda, deportistas profesionales, música…

Pero, ¿debemos darnos por vencidos y rendirnos a la evidencia de no ser atractivos naturalmente? No.

Recientemente me he encontrado con diversas noticias relacionadas con:

  • el tráfico en los sites de abogados,
  • las tendencias de navegación en el sector,
  • la preeminencia de las redes sociales a la hora de crear discurso (no sólo en Internet),
  • la mala praxis en entornos marketinianos de determinados sectores de la abogacía…

Lo cierto es que no hay vuelta atrás y que la importancia de tener voz en las redes es indudable. Pasaremos a informarnos a través de lo transmitido en plataformas de social media como Facebook y Twitter (las propias redes están motivando este desarrollo)-según un estudio de Pew Research el 63% de los usuarios americanos de estas redes las usan como fuente de noticias-, por lo que como profesionales también debemos estar ahí.

Este nuevo panorama supone:

  1. buscar un nuevo discurso,
  2. cauces distintos para llegar a nuestros públicos
  3. y una estrategia cuidadosa con la dinámica de las redes y del compartir.

La clave está aquí en la red y nunca hemos tenido tanta capacidad de llegar a nuestros públicos; de ahí la importancia del blogueo, también entre abogados. Elaboremos nuestra estrategia:

1. Hablemos de interacción. Cuando nos sumergimos en Internet buscamos interacción:

  • con otros profesionales,
  • de contenidos,
  • en diferentes comunidades…

Necesitamos crear conversación, ser respondidos, lograr networking y dar un paso más traspasando la realidad virtual para ser y estar también fuera, entre nuestros públicos. Si no conseguimos interacción nuestro contenido no vale nada.

Los profesionales de un mismo sector deben estar conectados y crear sinergias, seamos generosos.

2. Desarrollo responsive. Es innegable el uso que los abogados hacen de los móviles. Y si ponemos especial interés en los datos que se filtran sobre el uso de estos dispositivos aún nos convenceremos más. Según Mark Iadoneinbound marketing specialist de HubSpot: “casi un tercio de los usuarios de los sites llegan a través de smartphones y tablets, y el 27% de los usuarios abandonan una web si ésta no es responsive“. Los datos mandan, ¡pongámonos el sombrero responsive!

3. Contenido de calidad. La estrategia de contenidos publicados por los despachos de abogados debe ser coherente con su estrategia de desarrollo, pero se debe buscar calidad, frescura y conectividad, no sólo tráfico. Podemos alegar que una cosa lleva a la otra, pues sí, así es. Un buen titular, una entrada ejemplar y un desarrollo útil, ingenioso, atractivo, rico e interesante hacen el resto.

Nuestro contenido debe ser bueno, original y útil y si es así será compartido… ¡Sigamos creando conversación!

4. Simplicidad en el diseño. Lo sencillo está de moda, no distrae y da protagonismo al contenido. Fuera barroquismos, centrémonos en nuestra estrategia de contenidos y seamos frescos y elegantes. Y si no, fijémonos en los ejemplos citados por Xavi Criado Mancera en ¿Por qué el diseño simple es el mejor diseño? Dos de las empresas con más éxito de nuestra era: Apple y Google.

5. Notoriedad. Hace unas horas he tenido el placer (vía redes sociales) de conocer a Mark Schaefer @Markwschaefer -fundador de Schaefer Marketing Solutions– y en uno de sus posts habla de las posibilidades del social media en sectores en los que el alcance orgánico o “reach” es más costoso. Naturalmente, la relevancia del contenido en redes sociales no es la misma en todos los sectores, pero sí es igual de importante para todos los nichos profesionales.

Tal y como indica Schaefer en “Is there place for social media in boring business?“, con la inversión en social media y la creación de contenido notorio siempre se gana: somos canal abierto de comunicación, podemos hacernos con importantes prescriptores para nuestra marca, ahorramos costes, podemos gestionar más fácilmente nuestra reputación… y muchas más enumeradas en el anterior post enlazado.

Al margen de estas cinco claves, la creación de influencia y la percepción de autoridad con referencia a nuestras áreas de especialidad son dos de las principales razones para invertir en un blog profesional, y aún adquiere una mayor relevancia en el sector de la abogacía por su propia idiosincrasia. Por lo que si decides tirarte a la piscina o ya estás buceando, no olvides que para ser portada y crear tendencia debes moverte con interacción, de manera responsive, vestir con calidad, con un look sencillo pero a la vez notorio. ¿Puede ser más fácil?

Anuncios

2 comentarios sobre “¿Cómo consigue un abogado tener más “reach” que un tomate kumato?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s