El abogado disruptivo está de moda

Recientemente, he tenido la oportunidad de acudir a dos eventos en los que se ha discutido enormemente la capacidad disruptiva de los abogados. El primero, un foro dinámico, innovador, con absolutas pretensiones de cambio como ha sido el Legal Management Forum 2015, organizado por Wolters Kluwer e Inkietos. El segundo, un acto que culmina con el trabajo de fomento y promoción de la tecnología en el sector de la abogacía: la entrega de premios Justiapps.

En ambos foros la creatividad y la innovación fueron recurrentes puntos de origen y fin de las diferentes exposiciones de los diferentes profesionales. Junto a ellos, la revolución de las tecnologías ocupó un papel sobresaliente.

“Abrazar el cambio nos hará mejores”, éste era el titular que adornaba la portada del especial “diariolaley”, con motivo del #LegalForum15. A través de él, Vicente Sánchez Velasco, CEO de Wolters Kluwer en España y Portugal, explica cómo “una adecuada política de precios, un equipo de trabajo diverso, creativo y abierto a la innovación, o una gestión eficiente y bien comunicada” pueden ser los puntos esenciales para marcar la diferenciación a ojos del cliente.

Diversidad, discrepancia e inquietud como actitud

Me quedo con estas palabras del artículo que Fernando Mier Méndez, abogado y presidente de Inkietos dedica a la primera página del especial citado anteriormente.

  1. Diversidad: en un entorno en el que se busca la innovación, la comunión de diversos profesionales provenientes de diversos mundos es una máxima, y ello buscando el pensamiento disruptivo, rompedor… Diversidad necesaria y dirigida hacia la reinvención tratada por Daniel Martin Katz, director de Re-Invent Law, en la última intervención de la jornada del pasado 20 de octubre. y sus cuatro pilares de la innovación para la industria legal: {Law – Tech – Design – Delivery}
  2. Inquietud: quizá la producida por el advenimiento de una época en la que los sujetos de actividad legal deben adaptarse a los cambios producidos por los grandes avances tecnológicos. Y ahora toca hablar de Watson y la inquietud que produce la sola idea de su anuncio en el sector de la abogacía. En el siguiente artículo “10 predictions about how IBM’s Watson will impact the legal profession“, publicado en ABAJournal el 2 de octubre de 2014, se hace referencia a 10 predicciones que podrían actuar como mandamientos y entre la que me gustaría destacar:
    1. Watson will empower younger lawyers…
    2. Watson won’t displace lawyers…
  3. Discrepancia: hablamos de inconformismo, de interés en mejorar las cosas, de discusión ante lo establecido… y es que, como dice Salvador Fernández López, consejero delegado de Wolters Kluwer Reino Unido, en su artículo “Tecnología para la gestión de los despachos de abogados”: “Mientras en otros ámbitos el software de gestión se considera absolutamente necesario para administrar eficazmente una empresa, en los despachos de abogados todavía no se detectan las enormes ventajas de eficacia que conlleva…”

En este punto, debo hacer referencia a Kenneth Grady y su fabuloso discurso en el que apremiaba a utilizar “your project management skills” para luchar contra esa resistencia del entorno legal por adoptar nuevas capacidades-cualidades. Recientemente, Grady ha publicado un interesante artículo en el que la teoría de la resistencia es protagonista “Un unyielding profession” y que incluye interesantes afirmaciones como: “Lawyers have successfully ignored wave after wave of innovation that swept through clients and society”.


Dedicar a Justiapps estos últimos párrafos de este post sirve de ejemplo de lo que es poner en práctica un pensamiento disruptivo. Si hablamos de diversidad, encontramos que Justiapps ha unido a diversos profesionales (mínimo, juristas y tecnólogos) hacia un mismo objetivo.

“Creemos que el concepto de Justicia está alejado del ciudadano”, son las palabras de María Jesús González-Espejo, socia directora de EmprendeLaw (entidad impulsora de la iniciativa), y ejemplifican un sentimiento de discrepancia con el actual estado de las cosas, su proposición inicial está dirigida a la calle, a la petición de ideas para mejorar la Justicia desde la visión y percepción del ciudadano, por otro lado, verdadero protagonista.

Inquietud cuando según González-Espejo: “sabemos que tecnólogos y juristas no llegan a entenderse”;  por lo que generar, trabajar y desarrollar herramientas en comunidad, también mejorará este entendimiento.

Por supuesto, hay muchos más conceptos que podrían conformar al abogado disruptivo, pero ¿por qué no empezar con estos?

Anuncios

Un comentario sobre “El abogado disruptivo está de moda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s